¿UN HOSPITAL ONCOLÓGICO O UN HOSPITAL ONCOIÁTRICO?

Correo electrónico Imprimir
imagen

Espacio para médicos clínicos y no para científicos

La filosofía de un centro oncológico europeo moderno como por ejemplo The Netherlands Cancer Institute Antoni van Leeuwenhoek Ziekenhuis es la siguiente:
"Para mejorar el tratamiento del cáncer necesitamos una mayor comprensión de cómo funcionan las células normales y en qué fallan cuando se convierten en células de cáncer. Los descubrimientos hechos en el laboratorio son de este modo la clave que puede abrir el camino hacia las nuevas terapias. El instituto de cáncer de los Países Bajos (NKI) anima a científicos y clínicos a que trabajen juntos, formando equipos integrados que puedan convertir rápidamente los nuevos conocimientos en terapias y probarlos en la clínica. Esta colaboración cercana, unida a científicos y clínicos de fama mundial, estudiantes altamente motivados e instalaciones excepcionales, han hecho del NKI un centro internacionalmente reconocido por la excelencia en la investigación del cáncer".
Cabe recordar que las células cancerosas son muy diferentes de las del tejido normal del que proceden.

Hospital Oncológico de Trujillo-La obra
Como se conoce, la obra se levanta en la extensa área que ocupaba la ex planta lechera. Ahí se realizan los trabajos de remodelación de ambiente para Centro Quirúrgico, Hospitalización, Consultorio Externo y Quimioterapia; asimismo, oficinas para la Dirección, Administración y Residencia Médica. Además se acondicionará un módulo para almacén, lavandería y repostería. Como obras complementarias se ha previsto un cerco de la fachada principal, caseta de vigilancia y caseta de fuerza.

Nos preguntamos:
¿Y el área para la investigación biomédica oncológica en este nosocomio?
El Instituto de Enfermedades Neoplásicas (INEN) de Lima ha comprendido la filosofía de un hospital world-class (sinónimo de excelencia, de clase mundial) al declarar que el trabajo científico que ellos realizan: "marca la diferencia con otros centros hospitalarios al no ser consumidores de conocimientos sino promotores y generadores de este".
Por tanto, a nuestro juicio, si el Hospital "Oncológico" de Trujillo no va a producir ciencia sino curación de enfermos solamente, no debe denominarse "oncológico" sino oncoiátrico. Según la glosemática médica, los sufijos logos y iatros significan tratado (Doxa) y curación (Praxis), respectivamente. Ejemplos: Psicología y Psiquiatría, Gerontología y Geriatría, Paidología y Pediatría, Cosmetología y Cosmiatría, Urología y Uriatria (Se acostumbra denominarlas Uro ciencia a la Urología o área científica de la especialidad y "Urología" a la Uriatria o dimensión práctica clínica quirúrgica epidemiológica de la misma), etc. La medicina clínica no es una ciencia en sí misma, es mucho más compleja que eso; ciencia es la Biología, asignatura teórica que sirve de fundamento al ejercicio práctico de la profesión médica. De ahí el nombre de Biomedicina a una carrera distinta a la de Medicina y, por tanto tienen currículo diferente (En nuestro país aún no existe esta carrera profesional universitaria) y su finalidad es la investigación biomédica, que por tal motivo ésta se realiza por algunos investigadores no escolarizados (Prácticos en una especialidad médico- quirúrgica, vinculados por afición a una ciencia (Histología para la investigación biomédica de próstata, en nuestro caso).

Actividad terapéutica y científica
De otro lado, si se adoptara la política que proponemos, de dar espacio en este centro hospitalario a inaugurarse el próximo mes, no solo a la actividad terapéutica sino también a la científica, se justificarían aún más las palabras de un médico trujillano que labora en el INEN, quien resalta la superioridad en algunos aspectos tecnológicos de este nosocomio trujillano, con respecto al de Lima, según la noticia siguiente: "El servicio de radioterapia que se brindará en el Hospital Oncológico de Trujillo será muy superior al que se administra en el Instituto de Enfermedades Neoplásicas (INEN) - Lima, así lo afirmó el doctor Luis Pinillos, funcionario del INEN. Puede parecer una exageración pero es así, porque la tecnología moderna en la atención del cáncer avanza. Admito con alegría que tendremos que venir a capacitarnos a Trujillo, yo mismo tendré que venir a reciclarme", manifestó el galeno.
"Pinillos anunció que con el gobierno regional se convocará a concurso para captar personal que trabajará ad honorem en la operación en vacío, a fin de identificar fortalezas y debilidades, así cuando el hospital entre en funcionamiento tener que buscar al personal adecuado. Con este nosocomio se espera atender desde diciembre del presente año a 18 mil pacientes de cáncer que hoy no tienen a dónde acudir, dado que en el INEN de Lima solo se puede atender a 12 mil anualmente".

¿Es factible crear un laboratorio de Biotecnología Médica para la Investigación Biomédica en el Hospital "Oncológico" de Trujillo, como célula primordial de un centro de mayor categoría que puede venir después?
No sólo eso, debemos afirmar que es imperativo hacerlo, no solamente por lo que acabamos de decir sobre otros centros similares, sino porque se ha adoptado un nombre para esta entidad, el cual debe reflejar su esencia. Y, para ser consecuente con ella, debe ser no solo un hospital asistencial sino también científico.
El propio INEN durante muchos años ostentó un nombre inapropiado ya que "Instituto" se reserva en la comunidad científica internacional para los centros donde la investigación es esencial, hasta que lo justificó creando dentro de su ambiente físico el centro "Maes Heller" de "investigación oncológica", aunque no específicamente de investigación biomédica, que es la que propugnamos para el Hospital Oncológico de Trujillo, lo cual, de ser así, deviene en primer hospital oncológico peruano que no solo da trabajo a médicos oncólogos clínicos, cirujanos o no cirujanos, sino también a investigadores científicos biomédicos, convirtiendo a esta entidad en un auténtico hospital world-class.
Respondiendo a la pregunta bástenos con mencionar dos ejemplos en la historia de la medicina: Cuando Fleming, científico europeo, visitó EE.UU. y le abrumaban mostrándole grandes complejos industriales y fantásticos laboratorios, se aburría soberanamente. En Detroit se atrevió a declarar: "Ustedes, los americanos, hablan mucho de "labor de equipo" y de fantásticos laboratorios. Yo les digo que si para mi desgracia hubiera pertenecido a alguno de ellos...!no hubiera descubierto la penicilina!... Un biógrafo de este sabio colocó en su libro un epitafio estampando un pensamiento de Confucio, en relación a este insigne benefactor de la humanidad: "El que ante la ganancia piensa en la justicia y, frente al peligro ofrece su vida y, aun tras largos años no se desdice de las promesas que hizo en su juventud, tal hombre puede considerarse perfecto".
De otra parte, Banting y Best, en un mes, trabajando contra el tiempo, le habían solicitado a McLeod, quien tomó vacaciones, que les "preste" su laboratorio clínico, descubrieron la insulina, lo cual les valió el premio Nobel. Ello demuestra que es el factor hombre y no la infraestructura lo primordial en la investigación de la verdad científica.
Felizmente en Trujillo y, lo menciono a manera de ejemplo, también existen profesionales expertos en la investigación biomédica, no lo digo por mi persona, sino por mis colaboradores: José Soldado Muro, Tecnólogo Médico especialista en Histología e Histoquímica el uno y, Edgard Romero, Inmunólogo especialista en Inmunohistoquímica, con postgrado en Francia en el Instituto Pasteur. Con el primero, iniciamos en nuestro medio. hace muchos años, una línea de investigación biomédica en el área de histología, con la finalidad de encontrar un nuevo modelo animal de laboratorio que reemplace al perro, modelo inadecuado actualmente en uso, en el estudio de próstata normal y con HPB que se ajuste a los requisitos para el estudio de esta enfermedad en humanos.
El trabajo realizado y publicado en http://www.revistaciencias.com/publicaciones/EEVAkpEVkEpUoQmWEj.php, con el apoyo económico de la Dirección de Investigación de la Universidad Nacional de Trujillo, culminó con el descubrimiento de una hiperplasia prostática benigna (HPB) desarrollada espontáneamente en rata albina macho (hecho no comunicado anteriormente en la literatura revisada), histológica e histopatológicamente homóloga a la propuesta por Albarrán en 1920 para la especie humana y, por tanto deviene modelo animal adecuado para el estudio de esta enfermedad en el hombre.
El proyecto actual que tenemos en mente es el estudio inmunohistoquímico del tejido normal e hiperplásico de la parte diseminada de próstata (pars disseminata prostatae) descubierto en esta especie, con el objetivo de establecer su estado hormonal, hecho que se desconoce en el ser humano ya que la Anatomía Comparada de próstata sólo es conocida en Zoología y Medicina Veterinaria, paso previo en la búsqueda de la causa de esta frecuente enfermedad del hombre y, por supuesto lograr el tratamiento racional.
Pero, este proyecto se halla en stand by por falta de un Laboratorio de Biotecnología implementado para este tipo de investigación biomédica, que como repetimos en la actualidad, por ejemplo, no se realiza ni en el INEN, ya que, si no nos equivocamos, la investigación básica que en dicho centro se efectúa en el laboratorio, dirigida al problema del virus del papiloma humano, es de tipo clínico-epidemiológico y no biomédico. El virus es detectado en un laboratorio de alta tecnología en pacientes con esta enfermedad pero no ha sido descubierto en dicho centro de investigación.
El equipo de trabajadores de la ciencia mencionado, en el cual tengo el honor de participar como investigador responsable, está llano a trabajar ad honorem, pero sus miembros no cuentan en la actualidad con la implementación y espacio adecuados (laboratorio de biotecnología en el Hospital próximamente a inaugurarse) para sus actividades de investigación biomédica. Por tanto esperamos que las autoridades locales de salud inicien una campaña destinada a promover esta idea que redundará en un mayor prestigio para el Hospital "Oncológico" próximo a inaugurarse en nuestra ciudad.

Santiago Paredes Ponciano
Médico-Urólogo, Profesor cesante de la Facultad de Medicina Humana de la Universidad Nacional de Trujillo, vinculado en investigación biomédica a histología, para el estudio de la próstata.

José Soldado Muro.
Tecnólogo Médico, Profesor cesante de la Facultad de Medicina Humana de la Universidad Nacional de Trujillo, responsable del área de Investigación Médica en la Especialidad de Histología e Histoquímica.